SOBRE MÍ

Las joyas siempre han tenido un valor importante para mi, creo que hay una joya para cada situación de la vida, en cada momento, en cada escena para cada outfit, vestido o dress code y para cada estado de ánimo, vibración, emoción y eso es lo que intento expresar en cada una de las diferentes joyas que hago.

No hace falta contar que desde pequeña me han encantado las joyas, me gustaba llevar cada día pendientes, al ser alérgica siempre tenían que ser de calidad, plata u oro y aunque esto suponía un coste elevado intentaba cambiarlos siempre que podía.
 
En la adolescencia empecé a montar piezas, fornituras de plata, minerales… Cada día me los cambiaba! Amigas y familiares hasta alguna profesora del colegio! me pedían que les hiciera pendientes y collares. Poco a poco empecé a hacer piezas más elaboradas aprendiendo distintas técnicas.

Siempre me ha gustado viajar, descubrir nuevas culturas y sobretodo descubrir las diferentes joyas artesanales que hay en cada país y hubo justo un viaje que me cautivó profesionalmente, Colombia, me apasionaron todas las piezas precolombinas, sobretodo los collares de bolitas de colores! Me quedé fascinada! Así que cuando volví a Barcelona intenté recrear uno, con paciencia y mucho trabajo… lo conseguí! Tardas muchas horas para hacer un sólo collar y para no aburrirme empecé a hacer modelos diferentes, a la que llevas 9 horas pasando bolitas del mismo color y con la misma forma la paciencia se agota. Este tipo de collares eran fabulosos pero en nuestra región no solemos vestirnos con collares tan coloridos ni tan grandes así que hice la colección Barcelona con cuentas de plata, la misma técnica pero con estilo mediterráneo.

Ahí empecé a crear mi marca! Oh Oh Andrea empezaba!

Al ser muy curiosa, buscar cosas nuevas y probar distintos materiales i estilos de joyas, empecé a hacer piezas con la técnica de la cera perdida, todas las piezas que veis irregulares estan hechas con esta técnica, me gusta que sean únicas, igual que las personas, cada una es única y diferente.

Para que Oh Oh Andrea se conociese fui a varios Markets durante el año hasta que por fin la marca hizo un salto de calidad y tuvimos el primer local en el emblemático barrio de Sants en Barcelona, la parada exterior número 4 en el Mercado de Sants, se hacía realidad.

Sigo aprendiendo e intentando mejorar día a día, otras técnicas aprendidas es la técnica del esmalte y crear piezas con impresión 3D!
 
Podéis ver todos los productos en la página web y si tenéis cualquier duda o pedido personalizado, preguntadme en el apartado “Contactar”.
 
A Disfrutar!